«

»

Apr 01

Chip, Chop y el Falso Mesías: Una Historia de Drama y ESports (Parte 2)

Chip, Chop and the False Messiah: A Story about Drama and ESports (Part 2)

LlamaLogo_CoT

PARTE 2

Chip despertó. Estaba confundida, en una casa que nunca antes había visto, tumbada en una confortable cama. Se preguntaba cuánto tiempo había estado durmiendo. ¿Estoy viva? Se empezó a sentir mareada, como si unas voces empezaran a hablar en su cabeza.

Es un traidor. Deberías matarle.

¿Quién eres?

Necesitas ser más fuerte que él, como siempre has sido.

 

Es mi amigo, no quiero pelear contra él.

La voz se desvaneció, pero una segunda, más difícil de entender, comenzó a hablar.

No le escuches.

¿Otra voz? Qué demonios, aún estoy cansada del otro día.

Escucha, esa voz controla a Chop. No le dejes apoderarse de ti.

Oye, ¿a qué te refieres? No hubo respuesta a la pregunta, pero ella sabía exactamente a qué se refería. No puedo dejar que jueguen con mi mente… ¿es eso?

Se escuchó la puerta abrirse, el Falso Mesías entró con un plato lleno de sopa. “Oye, por fin estás despierta. Pensé que nunca te levantarías.” Le sonrió, ofreciéndole un asiento para tomarse la sopa a gusto.

“¿Cuánto tiempo he estado durmiendo?”

“Bueno, aproximadamente un mes.”

“Estás bromeando, ¿verdad?”

“Nope.”

“Bueno, eso es mucho tiempo.” Ella frunció el ceño. No estaba segura de si preguntarle sobre las extrañas voces que le habían hablado. Estaba a punto de mencionarlo cuando el Falso Mesías, mirando su cara de preocupación, supo qué pasó. “Lo sé. Las he escuchado yo también, no estas loca, tampoco yo.” Estas palabras le hicieron sentirse mucho mejor.

“¿Qué se supone que son?”

“Eso es lo que encontré en las Ruinas de Obrin y sobre lo que he intentado encontrar información. Las voces son… esto, las legendarias bestias hablándonos a la gente. No solo a nosotros, sino a todos. Algunas personas son muy fuertes y pueden resistirse pero otros no lo son y las oyen siempre.”

“Bueno, yo las oigo.”

“Pero eres capaz de rechazarlas. Sin embargo, Chop…”

“Eh, vamos a ir más despacio. ¿Qué es eso de las legendarias bestias?”

“¿Conoces la leyenda de las dos criaturas que aparecieron hace mucho en la Niebla, que lo cambiaron todo?”

“Sí, he escuchado algo sobre ello. Una de las bestias mató a la otra, causando una especie de desequilibrio y forzando a los luchadores más fuertes a sellar a la bestia que quedaba.”

“Sí. Bueno…” parecía avergonzado de algo.

“¿Bueno qué?”

“Esas bestias… son… No estoy loco, lo juro. Esas bestias legendarias son Llamas.”

“¿Te estás quedando conmigo?”

“Sé que es… raro, pero sí. La bestia que murió se llamaba Drama Llama. Nació de las relaciones y amistades entre luchadores, junto con las discusiones. Por otro lado, la bestia sellada es la eSports Llama, que nació del deseo inherente de todos de ganar cada partida, de ser mejor que el otro, de la competitividad.”

“Ni siquiera sé qué pensar. ¿Me estás diciendo que esas voces que he escuchado hace un momento eran… esas dos cosas hablándome? Demonios, ¿no se supone que la Drama Llama está muerta?”

“Sí. También me hablaban a mí mientras estabas inconsciente hasta ahora. Una me intenta convencer de que debería tener más poder para derrotar a Chop. Que debería ser más. Que puedo ser algo. Que tendré un nombre.”

“Ya sabes que no debes escucharlo.” Él bajo la mirada al suelo, como si estuviera arrepentido de algo. “Mira, da igual, no pensemos más en esto. ¿Dónde deberíamos ir ahora?”

“Vamos a matar a la bestia. Iremos a esa especie de cárcel que parece un castillo.”

“¿Cómo se supone que mataremos a esa cosa? ¿Y qué hay de Chop?”

“Chop ya está allí. No deberías preocupare por él, estará bien. Siempre y cuando le convenzamos para que vuelva… Sí, eso te lo dejo a ti.” Él la miró a los ojos “Necesitamos volver a donde tú peleaste con Chop. Donde yo encontré los mapas, había supuestamente un portal Asura que creo nos dirigirá directos al castillo.”

“¿No deberíamos… tener un plan o algo?”

“Nuestro plan es luchar. Mientras estabas durmiendo, vi de nuevo al “Mensajero de Dios”. Él quería que yo… nosotros, parásemos a “Dios”, quién ha estado actuando mal.”

“¿Te dijo algo sobre cómo lo haremos?”

“Habló de las voces. Esas malditas voces y cómo están relacionadas con el “renacimiento” de la Drama Llama y la tan deseada recuperación del equilibrio en el Corazón de la Niebla. Pero…” su cara se oscureció “fue asesinado. Por el mismísimo “Dios”.”

“¿Cómo se supone que vamos a lidiar con él? ¿Por qué no te mató? Por qué mató a su… mensajero o lo que fuera? ¿Por qué es todo tan confuso?”

“Creo que Dios ha sido afectado por el inmenso poder que la eSports Llama ha estado recogiendo estos últimos meses o incluso años. De alguna manera… la respuesta está en nosotros tres. En Chop, en ti, en mí. De alguna manera, no sólo podemos escucharlos, sino también interactuar con las voces.”

Ambos se mantuvieron en silencio, mirándose el uno al otro preocupados, porque sabían que no serían capaces de matar a nada por ellos mismos. ¿Cómo se supone que vamos a matar esas dos… cosas si ni siquiera fui capaz de parar a Chop sin casi morir? Cómo parar a Dios y a la eSports Llama no estaba  en su fuerza física, sino en algo mucho mayor…

——————————————————————————————————————————————–

Por qué… casi la mato. Casi morí. Me podría haber matado, aunque no quiso. Me siento tan mal, pero quiero más poder.

Ni siquiera es una Segadora y perdiste, como un Retornado. Cómo puede ser que te imbuí con mis poderes eSports y no pudiste vencerla?

¡Vete de mi cabeza! Ella tenía algo muy poderoso… no sabría decir que era… para, por favor, para. Empezó a llorar debido a la presión y decepción que sentía.

Ellos vendrán. Será mejor que hagas algo contra ellos. Paga con tu vida.

——————————————————————————————————————————————–

Pasaron un par de semanas entrenándose para el evento. Como si el destino lo quisiera, en cada partida el Falso Mesías y Chip se verían enfrentados contra Chop. Los tres pudieron luchar entre ellos, probando sus habilidades y mejorando, mientras sentían decaer el Corazón de la Niebla. La gente ya no se comunicaba entre ellos, culparían las derrotas en cualquier cosa menos en ellos, e incluso dirían que todo es culpa del Emparejamiento.

Esto empieza a ser peligroso. No tenemos más tiempo para entrenar, debemos ir. El Falso Mesías le dijo a Chip que tenían que irse cuando acabase la partida. Chip le miró, pero actuó como si no hubiese escuchado nada, corriendo hacia Chop.

Chip y Chop empezaron a luchar, pero a ella solo le importaba hablar con él. “Oye, esta es la centésima partida que ganamos contra ti. Pero tú no echas las culpas a los demás. Tú… aun eres un buen Asura. Lo sé. Vamos a parar a “Dios” y a la bestia, no intentes pararnos, no seré capaz de matarte.”

Chop lanzó sus armas al suelo, renunciando a seguir luchando. La partida había terminado. ¿Por qué dudo tanto de mí mismo? Tengo el poder, pero no puedo ganar contra ellos dos. Joder, el Falso Mesías sigue utilizando la Forma de Liche como Nigromante, ¿cómo puede ganar? O más aun, ¿cómo puedo perder yo? ¿Me está fallando algo?

Sí.

Oh, no por favor. La voz de nuevo. Deja de confundirme.

No soy mi hermano, ni su voz.

¿Qué leches se supone que eres entonces?

La segunda bestia que traerá el equilibrio de nuevo al Corazón de la Niebla. Has empezado a dudar de las palabras de mi hermano. Te prometió poder, aunque no eres capaz de ganar. Y constantemente te preguntas por qué, por qué ellos ganan. Porque tienen algo. Algo que yo te puedo conseguir si me escuchas.

Oh, perfecto. Ahora quieres darme “poderes” también, ¡para matarlos de una vez por todas! ¿Por qué debería confiar en ti? ¿Por qué debería confiar en otro mentiroso?

Porque yo no voy a darte ningún poder. Porque no me necesitarás para ganar. Solo necesito que te unas a Chip y al Falso Mesías. Van a matar a Dios y a la eSports Llama, pero os necesito allí. Matar o no a tus amigos es tu elección. Solo mira a tu alrededor antes de hacerlo, mira como todo está en ruinas. Verás que ya no hay nadie luchando con sus amigos.

La voz se fue, dejando a Chop solo con sus pensamientos. Decidió volver al castillo para dar a Chip y al Falso Mesías una cálida bienvenida al lugar.

——————————————————————————————————————————————–

Chip y el Falso Mesías fueron de nuevo a las Ruinas de Obrin, esta vez con la puerta abierta, como si alguien les invitara a entrar.

“Está abierto. Seguramente ha sido Chop. Espero que haya vuelto a la normalidad ya…” dijo el Falso Mesías, con cara preocupada. “No sé si alguien puede sobrevivir a la influencia de la eSports Llama.”

“Él vendrá con nosotros, estoy segura.” dijo Chip, intentando reconfortarle. “No es tan estúpido, le conozco bien.” Empezó a reírse de sus propias palabras.

 

“Tendré que confiar en ti pues. Pero esta vez no me iré. Si decide luchar, nosotros lucharemos.” Chip no reaccionó, simplemente decidió mirar a sus zapatos, sabiendo que no sería capaz de matar a Chop.

 

Anduvieron hasta la puerta que el Falso Mesías cruzó la última vez. La habitación estaba irreconocible. No había ningún libro más, ni mapas, nada. Todo había sido destruido, dejándolo todo hecho ruinas, mesas y sillas rotas, antorchas cortadas por la mitad. Pero había un claro camino entre todo el caos de la sala, directo a otra puerta, de nuevo, como si alguien les estuviese invitando a su muerte. No recuerdo haber visto esa puerta la última vez, Pero qué demonios, ya no importa. Saben que estamos de camino, eso está claro.

Ellos entraron por la puerta para encontrar lo que esperaban, un portal Asura. Lo atravesaron, preocupados de que podría ser una trampa, pero no tenían ninguna otra manera de llegar al castillo.

Llegaron a un lugar donde podían ver el castillo destrozado completamente ante sus ojos. Se impresionaron de cuán grande era el lugar y empezaron a preguntarse qué clase de poder podría haber hecho tanto daño. Si la bestia escapara, sería el fin de todos y de todo.

No había nadie esperando en la entrada, solo una voz desde dentro dándoles la bienvenida. “Vamos, entrad en este Vestíbulo de Oscuridad si lo que deseáis es muerte.” No era la voz de Chop. De hecho, esperaban que Chop les detuviese en algún punto, pero no aparecía.

“No temo a la muerte. Hay muchas cosas a las que temo, pero esa no es una de ellas. He venido aquí, también, a desafiarte.” Esta vez la voz era familiar para Chip y el Falso Mesías.

“Oh dios mío, ¡Chop!” Dijo Chip, casi gritando. “¡Estás aquí! ¿Qué ha pasado? ¿Ya eres… normal?”

“Bueno, ya sabes. Creo que los eSports no son lo mío.”

“¿Deberíamos creerte?” Preguntó el Falso Mesías.

“Me da igual. Yo voy a entrar queráis o no venir conmigo.”

Los tres entraron dentro del castillo en ruinas o, como la voz lo llamó, el Vestíbulo de Oscuridad. Todo lo que encontraron fueron ruinas y paredes pintadas en sangre, el lugar era terrorífico. Siguieron a Chop, quien ya había estado en el lugar y lo conocía.

“¿Tenéis algún tipo de plan para vencer a Dios?”

“Para ser honesta, no. No tenemos nada.” Dijo Chip.

“De hecho, somos supuestamente los elegidos por la Drama Llama. El “cómo invocarlo”, no tengo ni idea.”

“Pues eso. Vamos a ir a ciegas.”

Continuaron andando, hasta que alcanzaron una puerta gigantesca, como nada que hubiesen visto anteriormente. “Coraje, chicos. Aquí, todo termina.” Dijo Chop, mientras habría la puerta con una facilidad sorprendente.

El lugar, sin embargo, estaba intacto. Nada estaba roto, todo parecía limpio y precioso. Solo había un trono, donde un hombre enorme estaba sentado y una gran cárcel donde había una llama rodeada de una especie de aura.

“¿Es eso… la eSports Llama? ¿No es… demasiado grande?” Preguntó Chip, más curiosa que aterrada.

“Sí. Se hace más grande cuanta más gente lo alimenta con sus pensamientos, sentimientos o…”

“O el deseo de ser más fuerte, a cualquier coste.” Dijo Chop, con un tono triste.

Sin embargo, estaban ignorando el verdadero peligro en la sala. “Deberíais dejar de preocuparos por lo que no os puede dañar y pensar en quién sí puede mataros. Tú, el Falso Mesías. Debiste haber muerto, no deberías estar aquí. Pensé que te habrías rendido, pero aquí estas.”

“Dos veces has intentado matarme, ¿verdad “Dios”? ¿Cómo se siente uno, cuando no es capaz ni de matar a un simple e inútil humano?” Dios le miró enfadado. “Oh, espera. Estabas muy ocupado matando al Mensajero. O siendo influenciado por esa bestia que deberías mantener sellada.”

Él se teletransportó delante de él. La figura de Dios era mucho más grande de lo que pensaron. Parecía como si fuese un Guerrero transformado en Violencia, aunque esta parecía que nunca acababa. “Solo necesito una Patada para matarte.”

“Inténtalo.” Dijo el Falso Mesías con ojos desafiantes.

“¿Qué estás haciendo? ¡No!” Gritaron Chip y Chop, intentando ayudarle. Pero era demasiado tarde. Dios le atacó, enviando al Falso Mesías algunos metros atrás.

“Ahora que tú estás muerto, te toca a ti, Chop. Traidor.” Él Arremetió contra Chop y empezó a golpearle con sus propias manos. Chip decidió empezar a atacarle, pero rápidamente Dios le lanzó un pedrusco gigante, que la golpeó directamente.

Esa Patada… ¿no me ha matado? El Falso Mesías se levantó. “Oye. Eres… débil.” Dios dejó de golpear a Chop, para mirar al Falso Mesías. Se mantenía de pie a duras penas. Miró de nuevo a Chop, quien estaba gravemente herido, pero tenía una mirada de determinación en sus ojos. Al mismo tiempo, escuchó a Chip apartar el pedrusco de su cuerpo.

“¿Cómo… no estáis muertos? ¿Qué clase de broma es esta? No sois más fuertes que yo.”

Ellos me tienen a mí. Él se asustó cuando escuchó esa voz en su cabeza. La eSports Llama no puede darte este tipo de poderes.

¿Qué es esta voz?

“No lo entiendes, ¿verdad?”

“¿Qué debería entender?” Dio un salto hacia ellos, rompiendo el suelo e hiriendo aún más a los tres contendientes. “¿Por qué no morís? ¿Cómo podéis seguir vivos? No lo entiendo, ¡deberíais estar muertos!”

El Falso Mesías, Chip y Chop, tan heridos como estaban, le lanzaron una mirada de decisión. Una especie de luz empezó a brillar de sus cuerpos.

“Porque…” Dios empezó a lanzarse contra ellos. “Nosotros…” se paró en seco. ¿Qué es esto?

“¡Porque tenemos el poder de la amistad!”

“¿Qué?” Dios se arrodilló ante la luz que emergió de sus palabras.

Las chispas desaparecieron de sus cuerpos, pero un rayo de luz cayó sobre la cárcel donde la eSports Llama estaba. El rayo podía ser visto desde cualquier punto del Corazón de la Niebla, todos estaban mirándolo impresionados. La mayoría de los luchadores cayeron al suelo, sujetando su cabeza como si algo estuviese atacándoles.

Otra Llama apareció al lado de la eSports Llama. “¿Es esta… la Drama Llama?” Dijo Dios, sorprendido por la escena.

“Eso… es.”

“Sí… recuerda. Ambas Llamas nacen de los sentimientos y deseos de los luchadores.”

Inmediatamente después de que la Drama Llama apareciese en la misma cárcel que la eSports Llama, el aura maligna de esta última desapareció. Las voces que todos tenían en la mente desaparecían poco a poco. Ya no intentaba controlar la consciencia de todos para conseguir más poder.

“¿Se ha recuperado el Equilibrio?” Preguntó Dios, cayendo al suelo.

“Sí.” Dijo el Falso Mesías. Al oír estas palabras, Dios cerró sus ojos.

“Espera, ¿acaba de…?”

“De morir. Su único propósito era proteger a todos de la eSports Llama. Esconderla, para que todos intentaran vivir pacíficamente. Bueno, ahora que el equilibrio ha vuelto, su vida no tiene otro significado.”

“Oh…”

Decidieron no decir nada más, respetando su muerte con silencio para su descanso eterno. Abandonaron el lugar, sin importar si deberían hacer algo con las ahora pequeñas Llamas. Parecían tan inofensivas.

——————————————————————————————————————————————–

Todos estaban felices de nuevo en la Plaza del Ágora Perdido. La gente hablaba entre ella, todos eran amigos y la cordialidad parecía haberse recuperado.

“Esto se siente bien, ¿verdad?” Preguntó el Falso Mesías.

“Sí. No me di cuenta de que todo se volvió tan malo. ¿Cómo podría algo así pasar desapercibido para todos?”

“No lo sé tío, pero estamos bien, somos felices, ya no quieres matarnos… ah, todo está bien de nuevo.” Dijo Chip, riéndose de la cara de Chop.

“Ni… ni lo menciones.” Dijo, con sus mejillas completamente rojas. “¡Oh, mira, hay un trovador allí! ¿Qué poema estará recitando?”

Se sentaron alrededor de él, junto a los demás luchadores, escuchando al poema. Era un poco raro, la verdad, se titulaba gf left me coz of ladderboard, All is vain. Folclore local del Corazón de la Niebla, se podría decir.

Una voz muy alta resonó en todo el Corazón de la Niebla: “¡Hola, queridos luchadores! Viendo toda la gente que ha venido aquí estos últimos días, ¡hemos decidido crear algo para vosotros! ¡Vamos a anunciar que pronto introduciremos un Sistema de Ligas con rankings!”

Al oír esto, un escalofrío recorrió el cuerpo de los tres Héroes que salvaron el Corazón de la Niebla. ¿Realmente estaba todo bien?

 

¿Continuará…?

Chip, Chop and the False Messiah: A Story about Drama and ESports (Part 2)
%d bloggers like this: